Saltar al contenido
Cellomaniacos

Aprender Violonchelo de Adulto

Aprender Violonchelo Adulto

¿Es factible aprender a tocar violonchelo de adulto? Tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero lo importante es que SÍ. Y aquí te explico cómo.

No creo que te sorprendas al saber que la mayoría de los alumnos que estudian en Cellomaniacos son adultos, que abarcan prácticamente todos los rangos de edad, y que disfrutan cada uno a su manera y a su ritmo la práctica del violonchelo.

Sin embargo, es una duda recurrente que muchos preguntan antes de embarcarse en la aventura de comenzar desde cero un instrumento, en muchos casos desde el desconocimiento total del lenguaje musical que hace que la empresa parezca casi una locura condenada al fracaso.

Mi intención no es la de proponerte un panfleto de frases baratas, sacadas de grupos de motivación en redes sociales, para darte falsas esperanzas. Claro que es posible aprender a tocar el violonchelo de adulto, y esa afirmación la aseveran los cientos de alumnos adultos que estudian y aprenden en Cellomaniacos. Pero no es fácil.

Aprender como adulto tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y yo te los voy a exponer todos, desde la experiencia real que atesoro como profesor de muchos casos de éxito, así como de fracasos. Porque sí, no todo el mundo persevera en el aprendizaje. Hay puntos críticos que se deben conocer para reforzarlos y evitar que supongan un punto de ruptura en nuestro proyecto musical.

Pero también hay puntos fuertes que debes conocer, que yo ya he identificado gracias a mis años de trabajo en la enseñanza y que trato de potenciar en todos los que estáis por aquí, que son los que garantizan el disfrute del aprendizaje y la plenitud a la hora de tocar el violonchelo. Precisamente se trata de eso: ¡disfrutar!

Hay que potenciar esos puntos fuertes porque no existen fórmulas mágicas que nos permitan atajar en el camino. De hecho, el buscar y creer en fórmulas y frases mágicas más propias de vendedores que de docentes puede ser muy contraproducente. Nos llevarán rápidamente a la decepción.

Que quede claro desde ya: aprender violonchelo de adulto es difícil, y puede llevarnos al abandono si no tenemos las cosas claras.

Voy a intentar aclararlas porque, si perseveras en tu camino, los beneficios que tendrás compensarán todo tu esfuerzo. Merece la pena, de verdad.

Inconvenientes de aprender violonchelo de adulto

De los inconvenientes a la hora de aprender violonchelo como adulto voy a hablar, de nuevo, desde mi experiencia docente.

Una de las sombras recurrentes que planea sobre los adultos que llegáis hasta Cellomaniacos es la del agravio comparativo con los niños. La sensación de competir con tantas historias de niños prodigio, de jóvenes genios, triunfadores de sprint -como si la vida fuera una carrera y cada meta una contrarreloj-. Suele aflorar un punto amargo en cada consulta, de tarea pendiente inalcanzable, de falta de confianza en poder cumplir el sueño musical que tanto se añora.

Las dificultades ya llegan solas, no hay por qué añadir presión por convencionalismos sociales o imposiciones culturales. Veamos pues cuáles son los auténticos inconvenientes.

  • Tienes menos predisposición al aprendizaje respecto a un niño. Sin embargo, esta afirmación tiene tantos matices como estudiantes de violonchelo hay en el mundo. Cada persona tiene unas circunstancias, y la ciencia ha demostrado hoy en día que nuestro cerebro está preparado para aprender durante toda la vida. las personas más inquisitivas y curiosas, con hambre de conocimientos, tendrán más facilidad que aquellas que se hayan dejado abrazar por el conformismo de la rutina de adulto.
  • Como adulto, dispones de una menor capacidad de adaptación física a la técnica del instrumento. Afortunadamente el violonchelo, dentro de la familia de la cuerda frotada, tiene una de las posturas más naturales, pero adaptar y naturalizar la sujección del arco o la colocación milimétrica de los dedos en el mástil, por poner un par de ejemplos, nos resultará más extraño.
  • Los niños viven para el aprendizaje, mientras que los adultos tenemos tareas y obligaciones fuera de ese ámbito. Será un reto encontrar un hueco en nuestra agenda para practicar de forma regular y constante. El hábito de estudio hay que cultivarlo.
  • Para un adulto, muchas de las canciones y obras que se trabajan en los inicios no resultarán satisfactorias y no generarán motivación. Normalmente tenemos ya una amplia cultura musical y unas ideas generales del violonchelo, es por ello que lo hemos elegido como nuestro instrumento. Esta es una de las razones de que en Cellomaniacos incluya muchas canciones, obras y covers de todos los estilos para que, desde el principio, todos los alumnos podáis tocar canciones que os motiven e ilusionen.
  • Un adulto aprende violonchelo de forma autodidacta o con profesor particular, ya que los centros de estudios oficiales suelen dar prioridad a los alumnos más jóvenes a la hora de completar sus plazas.

La mayoría de los inconvenientes, con la excepción de la adaptación física, son todos subsanables con nuestro empeño y tesón. Además, aquí acaban los inconvenientes y llegan las ventajas. 😉

Aprender Cello Adulto

Ventajas de aprender violonchelo de adulto

Cuando nos embarcamos en el proyecto de estudiar violonchelo como adultos, debemos aprender a valorar y utilizar todas las ventajas de las que disponemos.

  • Los adultos hemos desarrollado mucho el potencial de nuestra capacidad de comprensión. Podemos sacarle el mayor partido a todo soporte didáctico que encontremos en nuestro camino. Desde las clases del profesor, que podemos exprimir al máximo, hasta los vídeos, tutoriales y cualquier material o recurso del que dispongamos. Y esto es lo que da su razón de ser a Cellomaniacos, donde procuro explotar al máximo esta ventaja en forma de clases y cursos de violonchelo perfectamente organizados y estructurados.
  • Como adultos, sabemos mirar con perspectiva y entender mejor nuestro proceso de aprendizaje. Nos conocemos mejor, con nuestras virtudes y defectos, y somos capaces de entender a dónde queremos llegar y ser conscientes de nuestros avances, métodos y objetivos.
  • Hablando de objetivos, precisamente los adultos los tenemos mucho más claros. Sabemos lo que queremos y estudiamos violonchelo por convicción propia, por ilusión y pasión. Los niños son muy volubles durante sus etapas de evolución, sobretodo en la adolescencia, y son frecuentes los abandonos de los estudios musicales tras superar los estudios elementales.
  • Los adultos tenemos una riqueza musical formada por años de escucha activa o pasiva de lo que nos gusta (¡y también de lo que no!). Los conceptos los tenemos claros desde el principio y sabemos cómo queremos que nos suene el violonchelo, y hacia dónde queremos llevar nuestra música. Tocamos de forma más consciente desde que reproducimos la primera nota en nuestro instrumento.

Una vez que hemos visto las ventajas e inconvenientes, estamos preparados para tomar la decisión final. Como te habrás dado cuenta, si tienes la ilusión y actitud necesaria lo único que te separa de iniciar la aventura con el violonchelo es empezar a estudiar, porque aquí, en Cellomaniacos, tienes todo el material y los recursos necesarios para hacerlo paso a paso: desde las clases y cursos de acceso completamente libre hasta la posibilidad de estudiar con tu profesor particular, con las clases particulares más eficaces, modernas y avanzadas. A tu ritmo, y como tú prefieras. ¿Vas a cumplir por fin tu sueño? 😉

Si tu respuesta es afirmativa, no dejes de pasar por AQUÍ para conocer cómo has de organizarte en tu estudio online, con todos los trucos y consejos para sacarle el máximo partido y no caer nunca en los errores más típicos de los estudiantes autodidactas.

Te mando un abrazo sinfónico bien grande y te deseo muy feliz estudio. 😉

 

Violonchelo Adulto