Saltar al contenido
Cellomaniacos

Violonchelo Electroacústico

Violonchelo Electroacustico

El violonchelo electroacústico es una variante del cello que posee una caja de resonancia para que el sonido que produzca y potencie de manera física y natural. Pero, además, lleva un sistema de amplificación a través de micrófono o pastilla integrado. De esta manera, aúna las características del violonchelo acústico y el violonchelo eléctrico en un único instrumento. Ahora bien, no es oro todo lo que reluce y deberemos tener especial cuidado si queremos optar por un instrumento de estas características.

Comprar violonchelo electroacústico

Silent E-Cello Classic Cantabile CE-100
  • Violonchelo eléctrico, con cuerpo de resonancia, tamaño 4/4, 4 cuerdas de acero
  • Tabla de armonía, parte de atrás, escotadura y mástil en madera de tilo, clavijero y voluta en palo de rosa.
  • Cordal con afinadores integrados, tornillos y cordal en metal.
  • Sistema de aumento de sonido con batería de 9V, estuche, arco, cable de instrumento y auriculares.
  • Altura: alrededor de 129 a 152 cm (pica pleglabe) ancho x profundidad: 44 x 9,5 cm, peso: 5 kg

Ver Más Violonchelos en Amazon

Violonchelo electroacústico modificado

No es lo mismo un violonchelo que ha sido diseñado desde un principio como instrumento electroacústico, como el que podéis adquirir aquí arriba, que un instrumento acústico tradicional que haya sido adaptado a través de modificaciones posteriores a su fabricación, para las que no estaba pensado originalmente. Por desgracia, hoy en día el mercado está plagado de adaptaciones de instrumentos acústicos transformados en electroacústicos. Mi consejo es que huyas de todos ellos.

Las razones son bastante obvias, pero bastaría una, que me parece la principal, para desaconsejar la compra:

Un cello tradicional no está diseñado ni construido para ser un electroacústico.

El proceso de adaptación y modificación conlleva ciertas aberraciones, como taladros en la madera que afectan a la integridad de su caja armónica. Se le añaden elementos extraños (clavijas, cables, etc) a un cuerpo que está pensado y construido sobre un cuidado equilibrio. No en vano los fabricantes de violonchelos construyen sobre planos que llevan siglos de perfeccionamiento. Si utilizamos uno de estos chelos y lo perforamos y modificamos, el resultado será impredecible, pero en ningún caso mejorará la calidad y sonido del instrumento original.

Además, en la mayoría de los casos se utilizan instrumentos de calidad muy pobre y que en el mercado serían extremadamente económicos. Se les incluye algún micrófono o pastilla (de dudosa calidad en demasiadas ocasiones), adaptada de cualquier manera. Finalmente se venden a un precio mucho mayor de lo que realmente valen.

La mayoría de instrumentos de material y construcción tradicional que se venden como electroacústicos están dentro de este apartado y mi consejo es evitarlos.

Cello electroacústico de fábrica

Tal y como puedes ver en el ejemplo que tienes en oferta al inicio de la página, existen violonchelos electroacústicos originales. Estos instrumentos garantizan que el fabricante ha diseñado desde el inicio un instrumento pensado para tal fin. Como podrás notar, no siempre tienen por qué seguir los mismos moldes que los chelos tradicionales. De hecho, la caja de resonancia está construida pensando en la integración perfecta de todos los componentes. Con un instrumento así te evitas sorpresas desagradables. No experimentarás jamás una mala calidad de sonido o la aparición de ruidos y vibraciones procedentes de los elementos electrónicos.

Existen chelos electroacústicos fabricados en fibra de carbono que también dan una calidad excepcional, aunque su precio es bastante elevado. Suelen ser instrumentos más enfocados al mundo profesional. Sin embargo, si eres un profesional con un cello de calidad que necesita a la vez un instrumento eléctrico y amplificable, mi consejo es que hagas lo que explico a continuación.

Usa tu violonchelo tradicional como si fuera electroacústico

Espera, Salva. ¿No has dicho que hay que huir de los cellos adaptados que no sean electroacústicos de origen?

Efectivamente, pero es que nosotros no vamos a convertir nada. Simplemente vamos a usar accesorios externos, no intrusivos, para amplificar el violonchelo. Sin dañarlo, sin afectar a su calidad y sonido. ¿Cómo? Utilizando un micrófono de calidad.

Si tenemos un buen violonchelo acústico profesional, que suena de manera maravillosa, ¿para qué vamos a desperdiciarlo adquiriendo un electroacústico que va a sonar peor? Por el precio que cuesta un chelo nuevo amplificable, podemos comprar un micrófono espectacular. De hecho, ni siquiera hace falta un gasto tan elevado si solamente queremos tocar en casa para grabarnos o incluir efectos con pedales. Hay micrófonos excepcionales por menos de 50 euros que nos darán un resultado espectacular.

Yo tengo un instrumento acústico profesional que he utilizado muchas veces para grabaciones. Aquí tienes un claro ejemplo:

Como verás, estoy combinando mi instrumento acústico con uno eléctrico, y estoy usando un micrófono externo para grabar el sonido del chelo tradicional. En este caso, estoy usando el micrófono de un teléfono móvil. Y mira el resultado. Si tuviera que tocar en un concierto con instrumentos amplificados (guitarras eléctricas, bajos eléctricos, batería, etc) necesitaría un micrófono más profesional y costoso. Pero para trabajar en casa, el resultado es magnífico. Sin gastar un solo euro (el micrófono venía con el propio teléfono, es el que lleva el propio cable de auriculares).

Entonces, ¿me conviene comprar un violonchelo electroacústico o no?

Depende de varios factores, pero es sencillo. Para resumir, mira los 3 puntos:

  • necesitarás un violonchelo electroacústico si quieres un instrumento que se pueda tocar sin necesidad de accesorios adicionales o amplificación y además te interesa grabarte usando pedales de efectos o vas a tocar con agrupaciones musicales amplificadas (guitarras eléctricas, baterías y demás), siempre y cuando no dispongas ya de un violonchelo acústico tradicional.
  • Si dispones de un buen instrumento tradicional, mi consejo es que te compres un buen micrófono o pastilla para acoplar de forma puntual cuando lo necesites.
  • Por otro lado, si ya tienes un cello eléctrico, entonces de ninguna manera compres un electroacústico. Hazte con un acústico de toda la vida y tendrás lo mejor de los dos mundos. En el caso de que quieras amplificar el sonido en algún momento y no quieras usar el eléctrico por alguna razón, ya sabes: un micrófono y listo.

Si necesitas micrófonos, en la tienda de la web puedes encontrar una gran oferta con diferentes opciones para elegir la que mejor se adapte a ti.